Tuesday, January 2, 2007

Nos vemos por la vida...si es q toca volverse a ver


A mi mamá le ha dado más de un dolor de cabeza y a mí mas de una confusión, el hecho de no considerarme igual a los demás. Es díficil escuchar tu voz interna y no la cantidad de voces a tu alrededor cuando tomas una decisión.

Empezar algo nuevo no es fácil, para hacerlo tienes que dejar ir cosas q que ya no deben seguir en tu vida. Dejarlas ir es una liberación, pero una parte de ti se resiste al cambio, es natural en el ser humano... Así como cuando al caer intentas aferrarte a algo, pues más o menos así.

Pero al final reconoces qué es lo mejor y sueltas las manos y q viva la caída libre. Aprendes a confiar en la vida, unos días con más miedo y dudas que otros, pero siempre con la terca voz interior que te dice q sigas adelante…Como diría Forrest Gump (creo que es la quote más usada del cine): `la vida es como una caja de chocolates nunca sabes lo que te va a tocar´. Hay q relajarse y permitirse sentir, es válido estar un día menos animado de lo normal, pero sólo un ratico!

Reír, llorar, rumbear con los amigos, quedarte echada todo el domingo, no pensar, hacerte el bolsa, crear estrategias de supervivencia, buscar clavos, simplemente no buscar clavos y concentrarte en tu soledad, lo q te provoque, lo que tu quieras hacer, todo es válido, es como una anestesia para el dolor, pero hay q seguir y preguntarse... ¿Q voy a hacer con mi vida? Y es simple: Vivirla!!!

Estamos acostumbrados a nuestras rutinas, tanto, q nos asustamos cuando algo se sale de ella. Vivimos como maquinas y nos quejamos de serlo. Cada día se hace más difícil encontrarse uno mismo en un mundo q bombardea el valor del alguien más por lo q posee que por lo q es. Si piensas de manera diferente eres señalado por los superficiales, perdón, quise decir mortales.

Al final siempre terminaremos delante de nuestra inquietud y siempre tendremos dos opciones: evadirla de nuevo y hacerte el loco – pero ten la certeza q te la toparás de nuevo más adelante y esta vez estará más fuerte, más grande y más fortalecida, para tu disgusto y para tu mayor reto – o enfrentarla y reconocerla, aprender de ella y salir fortalecido , cosa q no es fácil pero q al final será una prueba superada y a veces tendrás q repetirla más de una vez, así como esa materia que dejaste para reparación.

Nos vemos por la vida… si es q toca volverse a ver entonces. Eso se lo dije hoy a unas cuantas cosas de mi pasado.

1 comment:

Eu Arraiz said...

Tengo horas leyendo, horas pensando, horas cuestionándome tantas cosas que quizás no debería de pensar en ellas... Pero cómo le decimos a nuestra mente que deje de pensar, que deje de cuestionarse? Estas fechas post-navideñas y llenas de expectativas por el año que entra, me producen un vértigo indescriptible. Por un lado estoy llena de expectativas, energías y optimismo para mejorar todas aquellas cosas que tengo tantos años diciendo que mejoraré; y por otro lado siento miedo, angustia, flojera de que sea un año más, de que meta la pata. Pero de eso se trata la vida, no? De caer y levantar, pero no sin haber aprendido de la caída. No sin haber disfrutado -aunque suene morboso- la caída. Porque no somos las unicas que caemos y nos levantamos. A todos les pasa igual. Este año lo he empezado con un sentimiento de rareza. Cierro los ojos y me imagino en la caída, pensando que siempre supe que eso iba a pasar. Por un lado arrepintiéndome de haber aceptado el reto de caer, y por otro sin temores. Fuerte. Temeraria. Es importante aceptar que se tiene miedo. Pero porqué enrollarse? Porqué vivir sientiendo que vamos a caer? Porqué limitarnos pensando que "podemos" caer? Porqué? Será mejor arriesgarse? No lo sé... Eso es lo que me da miedo. Aquí vengo 2007. Contigo o sin ti.