Friday, January 4, 2008

Se dice que comenzar el año es una oportunidad para empezar de cero y superar al año anterior. Por lo menos esa es la excusa de todos los que al final sabemos que la vida no tiene interrupciones, que el tiempo sirve sólo de aprendizaje y de referencia. Pero a todos nos gusta agradecer al año anterior, trazarnos metas para el siguiente y hacer "resoluciones" como viajar, rebajar o conseguirnos un novio.

Yo de verdad no sé muy bien hacia dónde quiero ir ni qué hacer, es normal supongo. Tengo mis sueños de siempre pero al final me aburre planear la vida... me aburre porque pierde el factor sorpresa o peor aún el factor "cambio".

Así que este 2008 (me encantan los años pares), no voy a trazarme metas, prefiero dejar que la vida sea la que me sorprenda.


Más nada!

5 comments:

Débora Ilovaca said...

Yo tampoco voy a tener metas este año. Es una completa ladilla y nunca las cumplo. Este año tendré apuestas.

Apuesto a que termino mi tesis.
Apuesto a que me agarro un argetino este año.
Apuesto a que publican un libro mío este año.
Apuesto a que va a ser un año de puta madre.

¿Qué apuesto? Un año. Un año entero. Si lo pierdo, ya tendré otros.

TAKE WHAT YOU CAN, GIVE NOTHING BACK.

eusucre said...

All in...
yo también!

Corina said...

Estoy de vuelta en el mundo bloggerista!

Yo me hice metas, perola primera fue no dejar de contemplar ninguna opción. Y como tú, pues que las cosas me sorprendan.

eusucre said...

2008 todas con todo then jejej¡

Laura Strazzaboschi said...

Te lo juro que este es el año en el cual he sentido más optimismo en el ambiente. Honestly, yo lo empecé cagada. Una buena cagada, as in excited for whats to come. Vengase vieja!