Sunday, March 30, 2008

GS 08

(perdón si esto suena a librito de autoayuda... a veces todos necesitamos sacar al "Coehlo" que tenemos dentro jeje)

Hay lugares llenos de energía y gente que la transforma.
Pero más que lugares y gente, hay momentos en la vida que te recuerdan quién eres...

Te recuerdan que todo lo que haces en la vida es una inversión,
que la vida no es quién pasa por ti, si no tu por ella
y que, extrañamente, desconectado del mundo es cuando más te conectas.

Te recuerdan que aunque todo sea cuestión de percepción no quieres ser perfecto...

Que los puntos débiles se acentúan mientras más te esfuerzas por esconderlos,
que es necesario dejar de desear cosas que no necesitas y enfocar tu ambición en aquello que piensas puede hacerte feliz... aunque te equivoques.

Te recuerdan que la belleza no es más que la sensasión que algo te produce y que es demasiado de pinga ser un extraterrestre en las cabezas de otros e inventar que conquistas ese mundo. Porque cada persona es un territorio abierto al turismo.

Hay momentos en los que aprendes que arriesgarte está bien, que no tener miedo es perderse la mejor parte del cambio.
Aprendes que llorar es normal...

Momentos en los que reafirmas que el alcohol es un buen compañero - aunque el hígado demuestre lo contrario.

Compruebas que la distancia es el olvido y que el reto de llenar las expectativas de otros te fortalece.

Hay momentos que mueren aunque te provoque volver a vivirlos.

Hay un lugar donde el agua lo cura todo.
Hay un lugar para ser tan frito o tan cuerdo como quieras.
Hay gente que gracias a una circunstancia llega para quedarse.

Hay lugares llenos de energía y gente que te transforma.
Y eso es lo mejor de todo!

7 comments:

Carlos Huerta said...

love it love it love it:::::

sobretodo "cada persona es un territorio abierto al turismo"

Débora Ilovaca said...

Me gusta mucho el penúltimo párrafo... me hizo sonreír.
Y no estoy segura si la distancia es el olvido. Creo que cuando uno está lejos recuerda más de lo que debe. Por eso siempre que estamos de compras en el exterior vemos una vaina y decimos: "Esto es igualito a Jolie, o a Co, o a Gaby, o a quien sea". ¡Y queremos comprarlo para ellas!

Y tal vez el olvido no existe... no puede habar olvido si hay memoria. Yo aún no lo he decidido.

En fin, me gustó este post :)

Besos,
D.

Chavi said...

Muy cierto todo jajaja

Corina said...

guaoooo us, es verdad es coehlito este post pero es hermoso.

Además me identifiqué mucho con él, sobre todo en la parte del miedo. YO siempre tengo miedo, pero es un miedo bueno, que me mantiene alerta, que me permite pensar cuál es mi mejor opción. Eso de que no tenemos nada que perder es mentira, y creo que el miedo te lo recuerda, para que sepas apreciar lo que eres y arriesgarte a buscar más. ser más. decidir más. dejarte llevar más.

Yo amo mi miedo, y cuando no lo siento, creo que hasta lo extraño.

besosssssss, cuándo vuelves??

Fashiongraphic said...

cachivachera te tenia olvidada pero con este post recorde porqe te leia siempre!

Fashiongraphic said...

cachivachera te tenia olvidada pero con este post recorde porqe te leia siempre!

]MeGalOmAnIaCk[ said...

=)